MANUAL DE RECOMENDACIONES EN LA BÚSQUEDA DE ORÍGENES

Dirigido a las personas adoptadas, familias adoptivas, profesionales, técnicos y a todas aquellas personas que quieran hacer un buen acompañamiento en la búsqueda de orígenes de la persona adoptada.

Entre las principales fortalezas de este trabajo es ser el fruto de mucho tiempo de dedicación totalmente desinteresado de un grupo de personas pertenecientes a nuestras Asociaciones, compuesto por trabajadoras y educadoras sociales, pedagogas, mediadores, familias adoptivas y personas adultas adoptadas, obteniendo un resultado muy completo y profesional de la búsqueda de orígenes, desde la mirada y la vivencia adoptiva.  
 
En este manual se aborda la búsqueda de orígenes (que puede ser activa y pasiva) haciendo el recorrido de las etapas vitales de las personas adoptadas (llegada a la familia, infancia, adolescencia, juventud y edad adulta), en el que se hacen recomendaciones que permitan ayudar a afrontar las dudas y acompañar a la persona adoptada en su trayecto vital.
 
El manual también tiene recomendaciones previas al proceso de la búsqueda de orígenes, y se intenta responder a las principales preguntas que surgen en dicho proceso, como las siguientes, ¿qué se busca?, ¿quién?, ¿cómo?, ¿cuándo?, … Es importante tener en cuenta que todas estas cuestiones dependen de la persona y de su momento, teniendo en cuenta que el derecho a buscar los orígenes siempre es de la persona adoptada.
 
En el manual se recomienda hacer la búsqueda de orígenes acompañado/a por diferentes profesionales en las diferentes etapas, resaltando la importancia de la figura del mediador especializado en búsqueda de orígenes. También se exponen los posibles factores de riesgo que pueden surgir al hacerlo sin dicho mediador, así como otros factores de riesgo como las redes sociales, la familia biológica que inicia la búsqueda, etc.
 
En definitiva, consideramos que se trata de un manual muy completo que ponemos a disposición de todas las personas interesadas en el apasionante viaje de la búsqueda de orígenes, y deseamos que sea de utilidad para todos.
 
Benedicto García
Coordinador General de CORA

17 de Noviembre de 2019

——————————————————————————–

Derechos de difusión: Esta obra está protegida por una licencia Creative Commons by-nc-nd (Reconocimiento / No Comercial / Sin Obra Derivada): En cualquier explotación de la obra autorizada hará falta reconocer la autoría. No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas o el uso parcial de los elementos que la conforman.


Autoras/autores
  Jaime Ledesma del Busto
Helen Louse
Vandita García Garrido
Cristina Villar Losa
Iratxe Serrano Ávila
 
 
Revisión del texto y estilo
Puri Biniés  
 
Revisión de texto y pedagógica
Nati Bueno Basurto

David Brodzinsky: «Es bueno establecer contacto con la familia biológica»

David Brodzinsky, doctor en Psicología Clínica y de Desarrollo
«Es bueno establecer contacto con la familia biológica»
 

Dos grandes investigadores, el doctor David Brodzinsky y el doctor Jesús Palacios, participaron en el posgrado interuniversitario (Universitat Blanquerna-URL) de acogida, adopción y postadopción. Brodzinsky es el pionero en la investigación sobre adopción en el mundo. Se planteó el desarrollo psicológico, emocional y social de los niños adoptados, la adaptación a la nueva familia y la búsqueda de los orígenes, cuando nadie se planteaba que fuera un tema que investigar: «Los padres me preguntan qué porcentaje de niños buscan sus orígenes y mi respuesta es el cien por cien, saber de dónde vengo y por qué no se quedaron conmigo son preguntas necesarias para construir una identidad».

¿Qué le hizo especializarse en el tema de la adopción? 

Hace años se me acercó una mujer para hacerme preguntas respecto a lo que su hija de cinco años podía entender de su condición de adoptada.

¿Y?

Mi especialidad entonces era el desarrollo cognitivo de los niños, así que le respondí que no tenía ni idea. Ella me dijo que era un grosero. Un año más tarde nos casamos. Aquella pregunta siguió en mi cabeza y decidí hacer el primer estudio piloto.

Y ya lleva 32 años dedicado a este tema.

El grupo de investigación que creé y dirigía ayuda a padres y profesionales a enfrentarse a los temas de adopción. Ya en los primeros estudios descubrimos que los niños adoptados de 0 a 3 años se desarrollan prácticamente igual que los biológicos si no tienen una genética deficiente o mala atención prenatal.

¿Y si llegan con más de tres años?

Pueden aparecer conflictos de apego, problemas de aprendizaje, agresividad, hiperactividad, déficit de atención. Los orfanatos varían mucho de calidad, pueden ser peores o mejores, pero siguen siendo lugares difíciles. Al abandono se suma la falta de estímulos, de atención, la mala nutrición, enfermedades.

¿Pero eso no se solventa?

La adopción ayuda a minimizar parte de los problemas padecidos, pero no llegan necesariamente a una recuperación total porque la adversidad precoz afecta al cerebro.

¿Cuál es la actitud correcta?

Una de las claves es que los profesionales estén mejor formados, porque muchos pediatras y psicólogos ignoran cuál es el efecto de esas adversidades tempranas, conociéndolas podrán ayudar a los padres a entender lo que es la adopción y desarrollar expectativas realistas.

¿Expectativas realistas?

Las estadísticas demuestran que la mayor parte de los padres adoptivos son personas mejor educadas que la media, tienen más cultura y les importa mucho la educación de sus hijos.

… Y esperan que tengan resultados excelentes en la escuela.

Exacto, pero sus hijos tienen unos desafíos de aprendizajes que no habían previsto. Los padres deben aprender a alterar sus expectativas y a ser flexibles.

¿Qué futuro suelen tener estos niños?

 En EE. UU. el 15% de los niños tiene algún problema de aprendizaje, en el caso de los adoptados es del 25% al 30%. Y el sentido de pérdida de identidad es un lastre contra el que deben luchar.

¿En qué se traduce?

Los talentos, los intereses, las cuestiones cognitivas se heredan, y los niños adoptados, en general, son más como sus padres biológicos que como sus padres adoptivos. Muchos vienen de otros países y se preguntan quién soy yo, por qué soy como soy.

¿Cómo ayudarles?

Nos necesitan para entender la adopción desde su perspectiva, no desde la nuestra. Normalmente los padres adoptan porque quieren tener hijos y no pueden, es algo que enriquece sus vidas. Para los niños es bastante más complicado.

¿Problemas que aparecen con la edad?

 Cuando empiezan a hacerse preguntas, la adopción se vuelve algo ambivalente. Sus sentimientos positivos están asociados con sus padres adoptivos, pero a menudo sienten frustración, tristeza, ansiedad y esto tiene que ver con el sentimiento de haber sido rechazados por sus padres biológicos. Los padres han ganado una familia, los hijos han tenido que perder una para ganar otra.

Entiendo.

Los padres tienen que tener una gran empatía hacía el niño. Tienes que decirle: «Yo sé que esto te confunde y que tienes preguntas sin respuesta, es normal, yo tendría el mismo sentimiento que tú». Los padres deben hablarle de su familia biológica y es aconsejable establecer contacto con ella, eso crea un entorno en el que el niño se siente comprendido, escuchado, aceptado y amado.

¿Y si no quiere saber nada del pasado?

 Si no está preparado, no hay que presionar, pero estar atento y darle respuestas cuando empieza a preguntar. Luego puede que pase por un periodo en el que se niega a hablar del tema, a menudo porque tiene esos sentimientos mixtos, puede sentir que si habla demasiado hará daño a sus padres; por eso hay que aprovechar cualquier excusa para explicarle la situación.

¿Cuál es la actitud correcta ante los problemas escolares?

Lo primero es la evaluación para averiguar si es un problema neurológico, emocional… y tratarlo. Los padres deben apoyar a su hijo lo máximo posible. Hay que centrarse más en el esfuerzo que en el resultado. Los niños deben percibir que sus padres les entienden, deben ver la fortaleza en ellos.

Explíquese.

Si un niño tiene un problema de aprendizaje y la autoestima baja, no se ve a la altura de las expectativas. Hay que plantearse en qué es bueno ese niño y potenciarlo.

¿Hay estudios sobre cómo viven estos niños la adolescencia?

Pueden tener más problemas de apego que los biológicos porque la búsqueda de identidad de todo adolescente ellos la focalizan en el hecho de ser adoptados. Pero no hay grandes diferencias.