El Gobierno de Navarra impulsa un nuevo servicio de apoyo posadoptivo dirigido a familias y menores

País desarrollado y mirada occidental: la familia adoptiva ve su hogar como el mejor lugar para todo lo que un niño puede necesitar. Puede que la familia biológica del menor no posea los recursos económicos necesarios, que lo abandone o entregue voluntariamente a una institución u organismo, o que el país donde reside no pueda mantenerle adecuadamente ni ofrecerle un hogar donde crecer y ser feliz. “Esta concepción, que en principio está bien planteada, a veces choca con el hecho de que la adopción es una medida de protección del menor, ya que es el niño el que tiene derecho a una familia y no la familia a un niño, y por este motivo los procesos de adopción internacional con los diferentes países, son complejos y largos”, afirma Blanca Rudilla, directora de la Asociación para el Cuidado de la Infancia (ACI), una de las cuatro Entidades Colaboradoras en Adopción Internacional (ECAI) acreditadas en Navarra, junto con Nuevo Futuro, Feyda y Balbalika.

En este contexto, el Gobierno foral ha impulsado un nuevo servicio para familias y niños adoptados con la contratación de un equipo multiprofesional que se encuadra dentro de los servicios de Acogimiento Familiar y el de Información, Asesoramiento, Valoración y Apoyo para la adopción (nacional e internacional), dependientes de la Dirección General de Familia, Infancia y Consumo. Se podrán beneficiar de este servicio las familias adoptivas o acogedores, los niños o adolescentes a los que prohíjan, las familias biológicas de menores en acogimiento familiar y las personas adoptadas “en busca de sus orígenes”. El acceso a este servicio será diferente según se trate de la participación en talleres o grupos de apoyo, de acompañamiento dentro del programa de acogida o de sesiones de atención psicoterapéutica.

El nuevo equipo contará con cinco especialistas en psicología, trabajadores social y educadores sociales. A modo de ejemplo, con los grupos de formación y autoayuda de padres y madres se abordarán temas como la integración familiar, las dificultades de adaptación, la revelación de la condición de adoptado o la búsqueda de los orígenes. También habrá grupos para familias monoparentales, para padres de adolescentes, para los que tienen hijos con dificultades graves, para adultos adoptados, etc.

especialistas El Gobierno ya disponía de un servicio de apoyo familiar posadoptivo pero no específico y la nueva ley del 2007 de adopción internacional contemplaba un recurso de este tipo. El contrato que acaba de salir a licitación para el periodo 2010-2013 tiene un coste de 534.427,68 euros. Para Loren Albeniz, directora General de Familia, Infancia y Consumo, no basta con que la familia vuelva con su niño del país de acogida sino que a ese menor hay que integrarlo familiar, social, sanitaria y educativamente. “Un niño que viene adoptado es un niño sin familia, con un problema de abandono, incluso de maltrato, por lo tanto una familia que integra puede encontrarse con las consecuencias de estos hechos, que estos niños son supervivientes”, indica. A partir de ahí las demandas no son muy diferentes a las de las familias navarras, porque también se dan situaciones de abandono, negligencias…, admite Albeniz.

Mejorar las relaciones entre los hijos biológicos y los adoptados, asesoramiento a padres y madres para profundizar la comunicación con sus hijos, atención psicoterapéutica si es necesario, ayudas a padres con niños recién adoptados… son algunos de los proyectos que incluye el recurso. “También proporcionamos ayuda a los centros educativos porque el profesorado se encuentra con niños con características o problemáticas diferentes al proceder de otros países”, explica. Se han creado, por otro lado, “protocolos especiales pediátricos” para atender las enfermedades que pueda traer o desarrollar algún niño

El perfil de las personas y familias solicitantes se corresponde mayoritariamente con personas menores de 45 años. En concreto, en 2009, 35 tenían entre 31 y 35 años, (24,48%); 57 entre 36 y 40 años (39,86%) y 33 entre 41 y 45 años (23,08%). Además, un solicitante estaba en el tramo de entre 25 y 30 años, diez entre 46 y 50 años y siete más de 50 años.

El concepto de familia ha cambiado. Familias monoparentales, reconstituidas, adoptivas o acogedores son hoy “legítimas social, legal y emocionalmente para cumplir las funciones de cuidado, apoyo, educación-guía, afecto, protección y seguridad características de un buen funcionamiento y filiación familiar”, destaca en su memoria Nuevo Futuro, que medió en 2009 en la llegada de quince menores, 11 procedentes de Rusia y 4 de Perú.

ARTÍCULO PUBLICADO EN DIARIO DE NOTICIAS CON FECHA 26/07/2010

You may also like

Leave a comment